Si buscas una asesoría de empresas en Lugo estás en el lugar adecuado.

En Satega somos expertos en la gestión de temas fiscales, laborales y contables.

Hoy te vamos ayudar a decidir entre ser autónomo o crear una sociedad limitada. Cuando se emprende por primera vez se trata de decidir cuál de las dos opciones compensa más. La respuesta quizá sea sencilla: en los comienzos lo ideal es ser autónomo, y a medida que el negocio vaya creciendo se puede crear una estructura societaria.

La ventaja principal de ser autónomo es la facilidad para darse de alta y el poco coste que supone. Inicialmente solo es necesario presentar la declaración censal en Hacienda y darte de alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, es decir, en 24 horas ya puedes actuar como esta figura. Sin embargo para dar de alta una sociedad limitada necesitarás entre 30 o 40 días. Una estructura societaria puede ser unipersonal o estar formada por varios socios. Las ventajas vienen cuando la compañía tiene ganancias superiores a los 35.000 €, ya que la carga fiscal del autónomo por el IRPF es mayor que el impuesto de sociedades.

Otro de los beneficios de las S.L. es que te puedes desgravar la totalidad de sus gastos mensuales, sin embargo los autónomos tienen un máximo del 50%. También tienen mayor posibilidad de conseguir financiación, porque la contabilidad es mucho más estricta.

Así, cuando se comienza un negocio con poca inversión sin muchos ingresos iniciales y sin grandes riesgos es mejor la figura del autónomo y si el proyecto empieza a dar frutos y se genere un patrimonio mayor, la sociedad limitada es mejor opción, ya que tiene más ventajas a nivel económico.

Cualquier duda, consulta con nuestra asesoría de empresas en Lugo.