La mayoría de los autónomos recurren a una gestoría laboral en Lugo para que se hagan cargo de gestionar el papeleo de las obligaciones fiscales derivadas de la realización de su actividad como profesionales independientes. Puede ser por falta de tiempo o porque prefieren evitar quebraderos de cabeza, ya que se debe estar al día de la normativa vigente y saber realizar correctamente cada una de las declaraciones que hay presentar a Hacienda. Es el caso por ejemplo de la declaración trimestral del IVA de la que vamos a hablarte a continuación.

En esta declaración debe presentarse el modelo 303 dentro de los 20 días naturales después del cierre de cada trimestre natural, es decir hasta día 20 de los meses de abril, julio, octubre y el último en enero del año siguiente, para el que se amplía el plazo hasta el día 30 y en el que hay que presentar también el modelo 390 que es el resumen anual. En Satega te recomendamos que no lo dejes para el último día por si surgen imprevistos, que te dé tiempo para solucionarlos. 

En la declaración trimestral del IVA hay que sumar por un lado, todas las cantidades del impuesto que hayas cobrado a los clientes, y por otro el IVA que hayas pagado a proveedores o por gastos derivados de tu actividad, el resultado de la declaración será la diferencia entre ambas cantidades. Éste será positivo si has cobrado más IVA del que has pagado, en cuyo caso tendrás que devolver dicha cantidad a Hacienda, y será negativo si ha sido al revés, en este caso se te devolverá a ti. Es aconsejable que te asesores en una gestoría laboral en Lugo tanto si vas a hacerlo tú mismo como si decides delegar estas gestiones.