A lo largo de nuestra amplia trayectoria como gestoría laboral en Lugo hemos podido comprobar cómo muchas personas no saben qué hacer cuando son despedidas de sus puestos de trabajo. En estos momentos, es fundamental que ponerse en manos de profesionales que puedan analizar si tu despedido está justificado o si por el contrario se trata de un despido improcedente. En este post, vamos a aprovechar nuestra experiencia en el ámbito del derecho laboral para contarte cuándo estamos ante un despido objetivo.

Una de las causas que hacen que un despido se considere procedente es la ineptitud de la persona despedida para desarrollar su puesto de trabajo. Esta causa no suele utilizarse con frecuencia básicamente porque resulta difícil de demostrar y más si el despido se produce repentinamente. 

Otra de las causas que pueden argumentarse en un despido objetivo es la falta de adaptación de la persona al puesto de trabajo. Es el caso de muchas personas mayores que quizá no hayan sabido adaptarse a los procesos de informatización que han experimentado sus trabajos.

El absentismo laboral es otra de las causas consideradas procedentes en casos de despido y como experta gestoría laboral en Lugo, podemos decirte que la más fácil de demostrar: basta con que la persona despedida no hubiera acudido en su puesto de trabajo durante dos días sin ninguna justificación para que se pudiera efectuar un despido procedente. 

Y por último están los problemas económicos o la falta de producción de la empresa, el motivo de despido procedente más recurrido en estos tiempos. La empresa argumenta que debe prescindir de uno o varios trabajadores por problemas de liquidez o falta de producción. 

Si has sido despedido de tu trabajo o si como empresa tienes que gestionar el cese de alguno de tus trabajadores, ven a vernos. En Satega contamos con un equipo de expertos en los diferentes campos del derecho para ofrecerte un servicio serio y profesional.