Una gestoría laboral en Lugo puede ayudar mucho a los autónomos, PYMES y grandes compañías. Esta labor se puede hacer de varias maneras: antes de abrir el negocio o cuando ya está en funcionamiento. Te explicamos mejor estas dos vertientes para que sepas cómo los asesores fiscales te pueden echar una mano.

En primer lugar, si vas a abrir un negocio, el asesor fiscal te puede indicar cuál es la fórmula jurídica que más te interesa dentro de la legalidad para pagar menos impuestos. A un pequeño autónomo le puede interesar ser persona física, pero a partir de cierto nivel de facturación es preferible constituir una sociedad mercantil. Por otra parte, cada sociedad mercantil tiene una normativa fiscal específica en función de sus características y facturación proyectada.

Por otra parte, es un lugar común que los autónomos y PYMES no tienen tiempo para realizar todos los trámites de liquidación de impuestos ante la Agencia Tributaria. En cambio, una gestoría laboral en Lugo se puede encargar de asumir esta función para que el profesional ahorre tiempo y dinero. El resultado, a medio plazo, es que vas a notar la diferencia porque no tendrás que dedicar ingentes recursos en estos trámites y te podrás dedicar a mejorar tus ventas.

La realidad es que el asesoramiento fiscal es una disciplina que ha de atender a los profesionales antes de la constitución de la sociedad, pero también después. No en vano, la normativa fiscal es cambiante y es necesario que sepas a qué te tienes que atener en cada momento para evitar sanciones que te resulten costosas.

Consultar a un asesor fiscal como Gestoría Satega es una buena opción. Esta es la manera de gestionar de forma óptima tus finanzas y pagar lo que te corresponde, ni un euro más. Te esperamos.